PRACTICAR KARATE – CON UN CAMPEON O UN BUEN FORMADOR

Quiero dar mi opinión respecto a innumerables consultas que me hacen practicantes recién iniciados en Karate y otros que por desconocimiento quieren dar un paso al costado de su Sensei, por el simple hecho de ser atraído por un cinturón negro que está en plena competencia y normalmente consigue triunfos en los torneos que participa, que lógicamente tiene su Doyo.

El hecho que un cinturón negro sea un campeón no da garantía que sea un buen Sensei como formador, debemos pensar que los seres humanos somos únicos y lógicamente en Karate Deportivo deben existir practicantes con virtudes diferentes y ser campeón en Kumite, porque en definitiva el resultado de un combate no solo depende del sistema sino del hombre.

Conozco muchos campeones que no tienen casi formación técnica básica, por lo tanto muy poco conocimiento para trasmitir a sus alumnos en su Doyo, tampoco Kata, porque lo único que les interesa es el Kumite, con poco tiempo de práctica, a sus alumnos ya los están preparando en técnicas de Kumite, porque los inducen a competir y los Instructores más antiguos sabemos que a la larga van al fracaso, porque no tienen un buen trabajo básico de las técnicas  más elementales.

También conozco a muchos Instructores que no fueron Campeones, pero conocedores de las técnicas de Kumite y son tremendos formadores de Cinturones Negros con gran capacidad técnica y formación de los valores éticos y morales de esta disciplina marcial, dentro de su grupo hay Campeones pero con la diferencia que tienen una buena base,  lo cual le permite ser técnicamente superiores  en el aprendizaje en Kata y Kumite que es lo ideal en la transmisión para un practicante de Karate.

La diferencia  se nota cuando se toma examen, los alumnos de los campeones  tienen gran dificultad técnica cuando realizan su programa de examen a comparación de los otros que se desenvuelven con normalidad. En realidad lo que se está logrando es el descenso en el nivel técnico  de las distintas escuelas de Karate en todas sus categorías a diferencia de los años anteriores.

Estoy a favor del Kumite, de hecho fui integrante del equipo de Atlanta varias veces Campeón Argentino y Metropolitano por equipo, en la época que las competencias de equipo eran los de primer nivel, decía que a favor como la culminación de todo el proceso de aprendizaje que se recibe de los Maestros de Karate, con la inclusión de las nuevas técnicas y tácticas que van evolucionando día a día para estar en el mismo nivel de conocimiento actual.

Finalizo diciendo que Campeón es aquel que está dentro de un Seleccionado Nacional con varios años de competencia y con proyección Internacional, no aquel que gana un torneo Regional con 2 o 3 competidores en la categoría.

OSS

Pedro Eduardo Morinigo

Entrenador Nacional karate Shotokan 6° Dan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *