QUE ES EL KARATE – DO

El karate –do es un arte marcial destinado al desarrollo del carácter a través del  entrenamiento practico de tal manera que el karateca quede capacitado para superar cualquier obstáculo tangible o intangible. Decidir  solamente quien es el vencedor o quien ha salido derrotado no es jamás su objetivo final

El karate – do es una disciplina consagrada a la autodefensa, que se ejecuta con las manos vacías y el cuerpo desarmado. Los brazos y las piernas se adiestran sistemáticamente para conseguir que el ataque lanzado por sorpresa, por un enemigo, pueda ser controlado efectivamente con gran potencia como empleando armas verdaderas.

Es la instrucción para dominar todas los movimientos  del cuerpo, tales como son las flexiones, los saltos y las posturas equilibradas, aprendiendo a desplazar las extremidades y el tronco con cinética libre y uniforme, disponiendo la locomotividad completa en cada dirección: hacia adelante y hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo, a la izquierda y a la derecha.

Las técnicas son manejadas perfectamente por la voluntad de cada karateca, dirigiéndose hacia el blanco con precisión y en forma espontanea.

La esencia de todas ellas se concentra el Kime, que lo podemos definir como diciendo que se trata de un ataque explosivo en el tiempo más corto posible, con uso de la técnica apropiada y aplicación de la máxima energía. (Hace muchos años existía la expresión IKKEN HISSATSU que significa “matar con un solo golpe “pero deducir de aquí que dar muerte es el objetivo no solo resulta peligroso, sino que es estar totalmente equivocado.

El Kime debe acompañar a un ataque, un puñetazo  o una patada pero también a una parada. La técnica a la cual le falta el Kime no puede considerarse incluida en Karate autentico, por mucho que se le parezca a las llevadas en este. Las competiciones no se exceptúan, aunque lograr un impacto real sea prohibido por la peligrosidad que encierra dando lugar a descalificación.

El adiestramiento transforma las diversas partes del cuerpo en armas eficaces, capaces de ser detentadas con total libertad, la calidad exigida para conseguirlo se obtiene con el autocontrol. Antes de pensar en salir victorioso y llegar a ser campeón, cada uno debe convencerse de que necesita vencerse primero a sí mismo.

 

Pedro Eduardo Morinigo

Entrenador Nacional Karate Shotokan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *