DOYO KUN – ETICA

DOYO KUN  – ETICA

El Karate – Do Shotokan no solo es considerado por algunos como un deporte de combate, sino también como una filosofía de vida, que el Maestro de Karate Gichin Funakoshi basa en el respeto y otros principios que tiene como origen en la estricta filosofía del confucionismo y el budismo Zen haciendo alusión al camino del guerrero Japonés medieval o samurái, los cuales resumen el  Doyo Kun, o reglas de forja del practicante.

INTENTAR PERFECCIONAR EL CARATER

SER CORRECTO LEAL Y PUNTUAL

TRATAR DE SUPERARSE

RESPETAR A LOS DEMAS

ABTENERSE DE Procederes VIOLENTOS

Algunas personas inician la práctica del Karate- Do con el fin de resolver situaciones violentas y constituye un grave error. Es importante que el Instructor haga entender esto a los practicantes estas 5 máximas, de manera que el objetivo de la practica quede orientado a conseguir estos principios que constituyen la base y el verdadero sentido del Karate – Do.

INTENTAR PERFECCIONAR EL CARATER

Tener como objetivo el perfeccionamiento del carácter y la personalidad nos enseña que el Karate – Do es más que un ejercicio físico. A través del entrenamiento riguroso desarrollamos el espíritu de lucha y de superación, el practicante aprende a controlar su mente y a vencer las dificultades que el ejercicio físico le deparan, o fortalecer el espíritu ante las adversidades contribuye para el perfeccionamiento del carácter. Asimismo aquellos que está físicamente más limitados tendrán siempre el espíritu para perfeccionarlo.

SER CORRECTO LEAL Y PUNTUAL

Defender siempre la verdad, ser honesto con uno mismo y con los demás.

TRATAR DE SUPERARSE

Mantener siempre el espíritu de perseverancia y esfuerzo y superación. Esta máxima se refiere a la completa dedicación al esfuerzo necesario que se debe tener para alcanzar cualquier maestría en el arte marcial, sin esto sería imposible conseguirla.

RESPETAR A LOS DEMAS

Mantener siempre el respeto hacia el Karate – Do y su etiqueta, al Maestro, los compañeros de entrenamiento y todo lo que nos rodea. El respeto hacia los demás es común en todas la artes marciales, en especial las japonesas .Se dice frecuentemente que las artes marciales comienzan y acaban con la etiqueta ( Respeto ). La etiqueta en el Dojo es particularmente bien definido con el saludo ( Rei ) ya que todos  tenemos que hacer al entrar y salir de él. Antes de comenzar y al final del entrenamiento el Instructor ( Sensei ) y los alumnos alineados en posición de “ Seiza “ meditan y saludan en memoria a los maestros del pasado. La cortesía continua durante el entrenamiento con los saludos que hacen al inicio y al final de cada técnica, combate preestablecido o en la ejecución del Kata. Esta máxima evidencia una fuerte tradición samurái, da sentido a la fidelidad que se debe demostrar hacia el Sensei y hacia los compañeros de mayor y menor nivel. La fidelidad demostrada hacia el Instructor será compensada con la transmisión de más conocimientos, este lazo entre ambos es verdaderamente  valioso constituyendo la base del aprendizaje y de relación entre ambos.

ABSTENERSE DE PROCEDERES VIOLENTOS

Controlar  en todo momento la agresividad y las emociones. Es responsabilidad de todos los practicantes respetar esta norma, el objetivo del entrenamiento del Karate – Do es el control mental y físico y debe influir en nuestro comportamiento. utilización como defensa personal será solo en caso de extrema necesidad y si no existe otra alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *